domingo, 3 de febrero de 2013

Si es que a veces nos complicamos la vida...

¿Sabes cuál es el revolucionario y ultramegapuntero método de comunicación del ejército de EE. UU.? Pues no es ni un teléfono con vídeo llamada y geolocalización, ni un chip incrustado en el cerebro (al más puro estilo John Scalzi), ni una tablet con pantalla de resolución infinita y reconocimiento de voz.

Es el IRC.

El chat de toda la vida.

¿Por qué? Pues porque es más estable y funciona mejor cuando la conexión es lenta que otros métodos. Claro. No me imagino a un general diciendo "No, mire, ahí no mando a mis tropas, es que hay mala cobertura...".

A veces lo que importa es, simplemente, que el mensaje llegue a su destino.

Vía Genbeta.


0 comentarios:

Publicar un comentario